MENÚ
Comparte:

El genial pintor realista Antonio López, tardó 20 años en terminar el retrato de la familia real española. Nosotros hemos tardado “tan solo cuatro” en poder enseñaros el retrato de este presunto maltratador animal: José Luis A.S. A. (en el caso de los maltratadores de la Perrera de Puerto Real, Cádiz, tardamos 9 años en poder terminar sus retratos).
 
El 7 de junio de 2015, una pareja de jóvenes paseaba con sus dos perrillos por el campo junto a un amigo, en una pequeña localidad de Guadalajara. De pronto escucharon chillar terriblemente a uno de ellos. Un cazador había disparado al perrito “Roy”, a corta distancia. Coger al otro perro, que si no lo mato también, y matar a éste, que según lo he dejado…” Esas fueron sus espeluznantes palabras textuales. El pequeño estuvo varios días ingresado en la UCI, luchando entre la vida y la muerte. Afortunadamente, el perrito Roy consiguió salvar su vida, aunque perdió su patita trasera derecha.
Retrato de un presunto maltratador
Desde EL Refugio denunciamos a este cazador, y en ese momento comenzó la labor que afrontamos siempre que denunciamos un caso de maltrato animal; un trabajo jurídico minucioso, discreto, paciente, invisible a la opinión pública. Delicado, doloroso siempre, y no reconocido en algunas ocasiones: solicitud de declaraciones de investigados y testigos, requerimientos de antecedentes penales, control de armas de los acusados y petición de retirada de las mismas, solicitud de medidas cautelares, etc… Un largo sinfín de trámites que es necesario realizar correctamente para que un supuesto maltratador sea juzgado. Trámites que muchas veces se alargan en el tiempo más de lo que desearíamos. Son, además procesos que requieren cuantiosos recursos económicos en concepto de fianzas, depósitos y desplazamientos.
 
Una labor que persigue varios objetivos. Uno de ellos, sentar en el banquillo de acusados a los maltratadores de animales, frente a un juez, para que sean juzgados por ello. En bastantes ocasiones hemos llegado a conseguir condenas de cárcel, aunque son pocos los culpables que han acabado entrando en prisión. Bien es cierto, que conseguir una condena de cárcel para un maltratador, es un gran logro para la protección animal, puesto que el maltratador queda con antecedentes penales y, a su vez, sirve de ejemplo al colectivo social. Pero también es verdad que nos resulta insuficiente. Desde El Refugio entendemos necesario un endurecimiento de las penas, para que si finalmente, un individuo como José Luis A.S.A. es declarado culpable y condenado a una pena de cárcel, entre en prisión. Nuestro objetivo y compromiso, es continuar trabajando para lograr dicha reforma del Código Penal.
 
Realizar toda esta labor sería imposible si no pudiésemos contar con los recursos económicos que nos permiten trabajar con nuestro gabinete jurídico. Queremos aprovechar esta ocasión para reconocer la fabulosa labor que realiza en todos y cada uno de los procesos judiciales que afrontamos, dejando patente siempre un compromiso y un amor hacia los animales, digno de elogio: ¡gracias por todos estos años de entrega y profesionalidad inagotables!
Retrato de un presunto maltratador
Y a ti, que eres socio/a de El Refugio, darte las gracias porque con tu aportación económica estás consiguiendo que muchos maltratadores de animales estén siendo juzgados y condenados; algunos de ellos, se encuentran ahora mismo en la cárcel. Has sido tú, con tus propias manos, quien ha cerrado con llave las celdas en las que se encuentra cada uno de ellos. Puedes sentirte muy orgulloso por ello, estás contribuyendo a construir un mundo más justo y más amable, en el que los animales tienen a su lado a alguien que los defiende de los desalmados que no respetan sus vidas. Dedicado a ti, uno de nuestros empeños en todos los juicios, es conseguir fotografiar y grabar en vídeo a los maltratadores, para que tú puedas ver las caras de aquellos maltratadores de animales a los que has conseguido sentar en el banquillo de acusados. No siempre es fácil, pero: ¡va por ti!
 
¡Abrazos, salud y muuucha Vida!
 
Si aún no colaboras con nosotros, pero crees que merece la pena lo que hacemos y quieres echarnos una mano, te recordamos que puedes ser socio de El Refugio desde tan solo 3 € al mes. ¿Te animas?: elrefugio.org/hazte-socio
Retrato de un presunto maltratador
Política de Privacidad | Aviso Legal