MENÚ

El Refugio entiende que existían opciones fundadas para haber evitado el sacrificio inmediato de Excalibur

08/10/2014

Nacho Paunero, presidente de la protectora El Refugio, apunta que la Administración ha desoído las recomendaciones del mayor experto internacional en la materia, Eric Leroy, que no recomendaba el sacrificio del animal, sino su cuarentena.

La protectora El Refugio manifiesta que, aún tratándose de una grave crisis que afecta a la salud pública, la postura de las administraciones continúa siendo espartana en referencia a la vida de los animales y sus derechos, condenándolos a la muerte sistemática, sea cual sea el problema que esté en tela de juicio.

 
Desde la protectora El Refugio sentimos indignación y tristeza en partes iguales ante el sacrificio de Excalibur por decisión tajante de la Administración. Una Administración que en el mes de agosto decidió de forma unilateral repatriar a dos ciudadanos españoles infectados por el virus del Ébola, asegurando el blindaje de nuestros protocolos sanitarios para poder hacer frente a dicha situación sin que significase el menor riesgo para nuestra salud pública. Una Administración que ha quedado en evidencia, a la luz de los hechos acaecidos en las últimas 48 horas, y que desoyendo las recomendaciones de Eric Leroy, el máximo experto a nivel mundial en la materia, decide de una forma clarividente e inmediata proceder al sacrificio de Excalibur, en vez de proceder a su cuarentena. Una vez más, la única solución que las administraciones adoptan de forma sistemática para solucionar un problema en el que hay un animal involucrado es proceder al sacrificio del mismo. Para nosotros es tan importante la salud pública como para cualquiera, y así lo manifestamos siempre; lo que todavía nuestros gobernantes no quieren comprender, es que para esta pareja y para todos os que amamos a los animales, ordenar la muerte de este perro, es ordenar la muerte de alguien que forma parte de nuestra familia, y mucho más aún sin haber dado la más mínima posibilidad de valorar opciones para salvar su vida.
 
“La sociedad española está demandando a voces un cambio profundo tanto en nuestra legislación, como en la actitud y decisiones que nuestros políticos toman frente a los derechos de los animales y los problemas que los afectan. El sacrificio de Excalibur no ayuda en nada a mejorar la situación, sino todo lo contrario. Continúan tratando a los animales como si fuesen basura de la que hay que deshacerse, en cuanto implica para ellos la más mínima complicación”. Declaró Nacho Paunero (presidente de El Refugio).

El Refugio entiende que existían opciones fundadas para haber evitado el sacrificio inmediato de Excalibur