MENÚ

Adoptan a Volga a la edad de 13 años.

21/04/2014

Siempre se ha dicho que un año en la vida de un perro corresponde aproximadamente a siete años en la vida de un humano. Según este principio, Volga, la perrita cuya historia conocemos hoy, a sus trece años, tiene unos 82 años. Fue abandonada cuando tenía dos años y rescatada por la protectora El Refugio, y con ellos ha vivido durante los últimos once años, toda una vida. En todos estos años Volga ha sido testigo de cómo miles de compañeros perrunos del Centro de adopción en el que ha vivido, eran adoptados y empezaban una nueva vida con su nueva familia. A su vez también fue testigo de cómo todas esas plazas vacantes eran inmediatamente ocupadas por compañeros nuevos, otros perros que también fueron rescatados del abandono. Elia, una de las cuidadoras de Volga durante estos últimos años dijo: “Volga es la perra más buena del mundo y cuando me enteré de que la adoptaban se me saltaron las lágrimas de alegría porque nadie lo merecía tanto como ella”.

Que las adopciones de animales abandonados han aumentado notablemente en nuestro país en los últimos años es un hecho constatable, si bien es cierto que la tendencia generalizada apunta a la adopción de cachorros o animales jóvenes. Pero adopciones como la de Volga nos hace pensar que las mentalidades también evolucionan y empieza a haber personas con una sensibilidad y una generosidad sin límites, personas que a la hora de adoptar piensan más en el beneficio de los animales que en el suyo propio. Ojalá se acabe convirtiendo en tendencia y muchos miles de perros y gatos de la tercera edad encuentren familias que los quieran adoptar.
 
“Estamos muy felices con la adopción de Volga, siempre será parte de nuestra familia, once años con nosotros ha sido toda una vida. Pero aunque se ha hecho esperar, al final su adopción ha llegado. A menudo me preguntan si tenemos perros que nunca encuentren adoptantes, y siempre respondo que tardan más o menos pero todos acaban encontrando a su familia, y el caso de Volga es la muestra más clara de ello. Además estamos muy animados porque en el último año hemos dado en adopción a varios abueletes, es índice de que las conciencias están cambiando en la buena dirección. Hay que adoptar perros mayores, ellos nos necesitan más que nadie”. Declaró Nacho Paunero (Presidente de El Refugio).

Adoptan a Volga a la edad de 13 años. Adoptan a Volga a la edad de 13 años. Adoptan a Volga a la edad de 13 años. Adoptan a Volga a la edad de 13 años.