MENÚ

El Refugio planta una descomunal caca en plena Gran Vía, para denunciar la actitud de las personas que no recogen las cacas de sus perros.

04/06/2015

La madrileña Gran Vía de Madrid ha sido testigo de multitud de hechos reseñables a lo largo de su historia, pero creemos que es la primera vez que en mitad de su calzada, ha podido contemplarse una caca del tamaño tan descomunal que hemos visto esta mañana. Semejante “marrón” ha sido el protagonista de la campaña que la protectora El Refugio ha lanzado para recordar a las personas que tienen perros, la obligación de recoger sus cacas en las calles. La “supercaca” de diez metros de largo, ha ido en procesión desde la Plaza del Dos de Mayo hasta la Gran Vía, acompañada por un grupo de voluntarios de la protectora que repartían a los madrileños unos minúsculas pancartas con el lema “la caca es del perro, la cagada del que no la recoge”, invitando a clavar la pancarta en la primera caca de perro que se cruzasen a su paso por las calles de Madrid. En el reverso de las pancartas está impreso el hashtag de la campaña, #pasodecacas para invitar a los ciudadanos a que hagan una foto de la caca denunciada, y la suban a las redes sociales.
 
Sin duda es una original forma de convertir una mierda en un nuevo soporte publicitario, que además lucha contra el mismo problema que denuncia.
 
“Tener perro es maravilloso y a su vez entraña una serie de responsabilidades, entre las que están recoger siempre sus cacas en las calles. Desde El Refugio decimos: #pasodecacas.” ha declarado Nacho Paunero, Presidente de El Refugio.

El Refugio planta una descomunal caca en plena Gran Vía, para denunciar la actitud de las personas que no recogen las cacas de sus perros. El Refugio planta una descomunal caca en plena Gran Vía, para denunciar la actitud de las personas que no recogen las cacas de sus perros. El Refugio planta una descomunal caca en plena Gran Vía, para denunciar la actitud de las personas que no recogen las cacas de sus perros. El Refugio planta una descomunal caca en plena Gran Vía, para denunciar la actitud de las personas que no recogen las cacas de sus perros. El Refugio planta una descomunal caca en plena Gran Vía, para denunciar la actitud de las personas que no recogen las cacas de sus perros. El Refugio planta una descomunal caca en plena Gran Vía, para denunciar la actitud de las personas que no recogen las cacas de sus perros. El Refugio planta una descomunal caca en plena Gran Vía, para denunciar la actitud de las personas que no recogen las cacas de sus perros. El Refugio planta una descomunal caca en plena Gran Vía, para denunciar la actitud de las personas que no recogen las cacas de sus perros.