MENÚ

¡Yo sin ti, no voy a ninguna parte!

15/07/2014

#adoptandoquesgerundio Hace ya más de 6 años, Mar y su pareja adoptaron a esta preciosidad que veis en la foto que se llama General.

Vivieron 3 años en Madrid, otros 3 años en Bruselas y ahora están viviendo en Argel, donde disfrutan a tope de maravillosos días de playa.

Hemos querido publicar su historia para que sirva de ejemplo a todos aquellos que cuando tienen que cambiar de piso, o de ciudad, deciden abandonar a su perro o su gato, o dárselo al primero que aparezca, porque les suponen un trastorno en sus planes. Cuando decides tener un animal, asumes una serie de responsabilidades a las que ineludiblemente deberás responder. Entre ellas, por supuesto está no desprenderte de él a la mínima complicación que pueda surgir.

Cuando decides tener un perro o un gato, adquieres un compañero que dependerá de ti durante los próximos 10 o 15 años de tu vida; y no son un objeto, son seres vivos, con capacidad para sentir alegría, cariño, compasión o dolor, y una separación o un abandono les provoca grandes sufrimientos.

Todos aquellos que sabiendo esto, no lo tengáis suficientemente claro, POR FAVOR NUNCA JAMÁS TENGÁIS UN ANIMAL.

Y a todos los que, como Mar y su marido, amáis a vuestros compañeros peludos y disfrutáis con ellos de cada día que la vida os regala, os mandamos el mayor de los abrazos y nuestros mejores deseos!!

¡Yo sin ti, no voy a ninguna parte!