MENÚ

Cada vez más jueces españoles condenan el maltrato animal

28/10/2013

El pasado mes de julio, el Juez del Juzgado de lo Penal nº 2 de Córdoba, condenó a Francisco Rubio Tirado a una pena de tres meses de cárcel por disparar a Tula, la gata de sus vecinos, cuando se encontraba en las inmediaciones de la tapia colindante entre su propiedad y la que habitaban los propietarios del animal. El disparo alcanzó a la gata Tula en la mano izquierda, que hubo que serle amputada. Los hechos ocurrieron en la finca “El Rosalejo”, en el término municipal de Alcaracejos, Córdoba.

Francisco Rubio, cazador desde hace más de cuarenta años y vecino de Alcaracejos, recurrió la sentencia a la Audiencia provincial de Córdoba y la sala 3 de la misma, ha ratificado de forma ejemplar la condena de tres meses de cárcel por un delito de maltrato animal. Está sentencia es un paso de gigante en la protección animal y crea jurisprudencia menor. Además confirma la tendencia de que cada vez más jueces españoles condenan el maltrato animal y que el nuevo código penal hace más fácil poder sentar en el banquillo a los maltratadores de animales.

La Audiencia provincial de Córdoba, en una sentencia ejemplar, ha condenado a tres meses de cárcel por un delito de maltrato animal.
 
Desde la protectora El Refugio celebran esta sentencia por ser pionera en España, dos años después de denunciar los hechos que han acabado condenando al cazador maltratador.

Cada vez más jueces españoles condenan el maltrato animal