MENÚ

El maltratador de Tanita se reconoce culpable y es condenado a prisión.

22/02/2018

Tanita era tan solo un suspiro cuando fuimos a rescatarla un día del mes de mayo del año 2016. Hubiese bastado un leve soplo de aire para que la vida se hubiera evaporado de su maltrecho cuerpo, como las flores bajo el sordo hielo del invierno.
 
Podremos olvidar cuál es la capital de Francia, lo que cuesta un euro, o incluso el día en que el Mundo nos vio llegar, pero jamás podremos olvidar la mirada de Tanita cuando la abrazamos para decirle “tranquila, preciosa, todo quedó atrás, no te irás, te quedarás aquí porque todavía tienes que conocer la otra versión del ser humano, la que ama, la que respeta y comparte de forma generosa lo más precioso que tenemos: la Vida. Sus ojos se clavaron en los nuestros como dos astillas, gritando vidriosos, nerviosos: “gracias, gracias, gracias”.
 
Es muy potente experimentar una mezcla tan salvaje de alegría y alivio, a la vez que de profunda pena e indignación. Lo primero, la alegría, se la debemos al Ayuntamiento de la localidad cacereña de Piedras Albas, que se puso en contacto con nosotros para pedirnos ayuda con una perrita que el Seprona había incautado a su responsable, un vecino de dicha localidad. Lo segundo, la indignación, se la debemos a éste último, por el lamentable estado en el que tenía a su perra, faltan palabras…
 
Aquella tarde de mayo, la dulce Tanita descubrió por vez primera importantes cosas; descubrió que los besos saben tan ricos como el más suculento de los alimentos, y que el cariño es algo que funciona como el WIFI, por ondas desprendidas por los que te quieren ayudar, los que te quieren querer.  Descubrió también lo que se siente al despedir para siempre a la que fue su más fiel compañera: la Soledad. Fue conmovedor ver a Tanita sentada mirando por el cristal trasero de nuestro coche, que se alejaba del pueblo que la vio nacer, pero no logró verla morir.
 
 Cuando decimos que a Tanita la rescatamos de la antesala de la muerte, no estamos exagerando. El completo examen veterinario al que la sometimos, reflejó claros síntomas de deshidratación e inanición, diarrea con sangre, vómitos, anemia muy severa, una grave insuficiencia hepática, infestación por pulgas y garrapatas, parasitosis, y dio positivo en dirofilariosis, enfermedad infecciosa cuyo pronóstico es mortal, en caso de no administrar el tratamiento veterinario adecuado.
 
Por supuesto nos presentamos como acusación particular y, tras casi dos años de espera, hoy el maltratador se ha reconocido culpable y ha sido condenado a 4 meses de prisión e inhabilitación especial para el ejercicio de cualquier profesión, oficio o comercio que tenga relación con la tenencia, el cuidado, custodia o compraventa de animales domésticos por tiempo de un año. 

Afortunadamente Tanita hoy está completamente recuperada, sana y feliz como una manzana.

Si quieres ver como fue el rescate de Tanita, pincha aqui: https://elrefugio.org/noticia.aspx?slug=el-refugio-denuncia-un-presunto-caso-de-maltrato-en-piedras-albas-caceres 

Desde El refugio continuaremos persiguiendo y denunciando el maltrato y el abandono allí donde se produzca. Si quieres, tú también puedes hacerlo, ayúdanos: hazte socio de El Refugio desde 3 € al mes : https://elrefugio.org/hazte-socio
 
 
¡¡Abrazos para todos, salud y muuucha Vida!! 

El maltratador de Tanita se reconoce culpable y es condenado a prisión. El maltratador de Tanita se reconoce culpable y es condenado a prisión. El maltratador de Tanita se reconoce culpable y es condenado a prisión.