MENÚ

EN CUANTO ME MIRASTE, SUPE QUE NADA NOS SEPARARÍA JAMÁS.

24/11/2017

Así es, a lo largo de todos estos años, siendo testigos de cómo eran adoptados todos los perrillos y gatitos que rescatamos del abandono y el maltrato, hemos podido comprobar que, la mayoría de las veces, la decisión de cuál de todos los posibles compañeros que podrían acabar yéndose a casa contigo, se toma en 5 segundos: aquéllos en los que tus ojos se cruzan con los suyos y se establece un vínculo mágico e imperturbable.
 
Es un momento íntimo y cómplice en el que seres vivos de dos especies distintas, se comunican de forma directa, sin palabras, llegando a lo más profundo de sus respectivas sensibilidades.
 
Es la experiencia que nos cuentan infinidad de nuestros adoptantes: "en el momento que me miró, supe que mi perrita tenía que ser ella".
 
Pues eso mismo es lo que esperamos que le ocurra hoy a una persona al ver la foto de Iris, este milagro de amor que nos tiene a todos loquitos por ella. Tiene dos años y la hemos rescatado en Villa del Prado (Comunidad de Madrid), donde había sido cobardemente abandonada.
 
Su mirada taladra, cautiva y enamora, pidiendo a gritos pequeñitos, unos labios que cubran de besos su frente en la bruma gris de las tardes de invierno.
 
Si acabas de enamorarte de Iris, solo tienes que escribirnos un correo electrónico a info@elrefugio.org poniendo en el asunto: "Acabo de enamorarme hasta las trancas, de Iris".
Nosotros nos pondremos en contacto contigo.
 
¡Muy pronto, Iris, estarás en tu hogar, seguro!
 
¡¡Abrazos para todos, salud y mucha Vida!!

 EN CUANTO ME MIRASTE, SUPE QUE NADA NOS SEPARARÍA JAMÁS.