MENÚ

KAREN YA NO ESTÁ, SU PERRITO SÍ

24/10/2019

Este perrito se llama Théte. Así lo llamó su dueña, Karen, durante los 10 años que convivió con él. Karen acaba de dejar este mundo, el cáncer ha puesto fin a su vida cuando había cumplido 53 años. Cuando los médicos le comunicaron su diagnóstico, Karen se armó de valor para intentar ganar una batalla en la que se enfrentaba a un ejército que la superaba en número. Al salir de aquella consulta Karen se hizo treinta y siete mil preguntas seguidas; todas carecían de respuesta. Una de ellas fue: “que será de mi perrito si un día yo le falto”. Miró a sus pies, y allí estaba, como siempre, su pequeño Théte, mirándola a los ojos, detectando, como tan solo ellos detectan, nuestro dolor en el mismo instante en el que se produce.

KAREN YA NO ESTÁ, SU PERRITO SÍ
En sus últimas semanas de vida, Karen contó con el apoyo y el cariño incondicional de una de sus mejores amigas y compañeras. Qué valiente y generosa has de ser para ayudar a alguien a quien te duele tanto perder, a cruzar el Río de la Vida para dejarla en la otra orilla, aquélla de la que nadie vuelve. Como la roca que bate la galerna serás, para no derrumbarte frente a la persona que debes ver marchar, sin que ella pueda percibir en ti ni un ápice de algo que no sea amor, luz, paz. ¡Qué grande, amiga!
 
Sentadas en una terraza frente al mar, la brisa en la cara, las miradas perdidas en el horizonte; el tintineo unísono de las cucharillas removiendo el café en sus tacitas, se fundía con el lejano bramido de las olas batiendo en la orilla. “Karen, ¿has oído hablar del Proyecto Edén?”. Según le fue explicando en qué consistía el proyecto, sus cuatro ojos se fueron convirtiendo lentamente en vidrio. Karen apenas dejó que terminase de hablar y se lanzó a sus brazos para fundirse en un abrazo interminable. De sus ojos comenzó a brotar un rosario de lágrimas que rodaron por el suelo, inundando todo el paseo marítimo de diminutas y sentidas canicas transparentes. Sin soltarla, Karen sollozó: “¡Claro que sí, hagámoslo!”.
KAREN YA NO ESTÁ, SU PERRITO SÍ
Karen dejó escrito en testamento que si ella faltaba, Théte sería acogido por El Refugio bajo el compromiso de encontrar a una persona que quisiese adoptarlo, para compartir con él una vida sana, segura y feliz. En el momento que nos comunicaron el fallecimiento de Karen, nos desplazamos hasta Gandía para ir al encuentro del pequeño Théte. Conocerlo y abrazarlo fue una experiencia muy emotiva; tuvimos la sensación de que Karen estaba allí, a nuestro lado, inmensamente feliz y agradecida por ver a su pequeño a salvo, sabiendo que ahora mismo es muy probable que haya una persona que esté leyendo este relato y quiera ser partícipe de su legado, adoptando a su pequeño Théte. Tiene 10 años, es súper cariñoso y vital, y necesita ahora más cariño que nunca.
KAREN YA NO ESTÁ, SU PERRITO SÍ
KAREN YA NO ESTÁ, SU PERRITO SÍ
KAREN YA NO ESTÁ, SU PERRITO SÍ
Si es así, si quieres adoptar a Théte, escríbenos un e-mail a elproyectoeden@elrefugio.org adjuntando un teléfono de contacto y nosotros te llamamos.
Así funciona El Proyecto Edén. Nos sentimos honrados por haber podido hacer realidad la voluntad de alguien que amaba a su perro y quería que estuviese a salvo de cualquier peligro. El pequeño Théte hizo a Karen muy feliz. Ella ya no está, pero tú sí: Adopta a Théte, “Porque la vida no es eterna, pero el amor sí”. (Karen: Mil gracias por confiar en nosotros. Descansa en paz).
 
¡¡Abrazos para todos, salud y muuucha Vida!!
 
*Si tú también te has preguntado alguna vez “¿qué sería de mi perrito si un día yo le falto?” y quieres adherirte al Proyecto Edén, aquí tienes toda la información: bit.ly/33hNlyc
KAREN YA NO ESTÁ, SU PERRITO SÍ
KAREN YA NO ESTÁ, SU PERRITO SÍ
KAREN YA NO ESTÁ, SU PERRITO SÍ
KAREN YA NO ESTÁ, SU PERRITO SÍ
KAREN YA NO ESTÁ, SU PERRITO SÍ
KAREN YA NO ESTÁ, SU PERRITO SÍ
KAREN YA NO ESTÁ, SU PERRITO SÍ
KAREN YA NO ESTÁ, SU PERRITO SÍ
KAREN YA NO ESTÁ, SU PERRITO SÍ
Política de Privacidad | Aviso Legal